La diferencia entre purificación y filtración

La Purificación elimina impurezas no deseadas del agua por adsorción, destilación, radiación UV o intercambio iónico. La Filtración sólo impide el paso de las partículas solidas a través de un filtro o malla, mientras el líquido fluye a través de él. Los filtros de membrana muy finas (micro y ultrafiltración así como ósmosis inversa) pueden retener virus y bacterias.
 
En definitiva, cuando hay contaminantes químicos, hay que purificar, y cuando hay sedimentos o impurezas sólidas necesariamente se debe ir a una filtración.
Un buen equipo de tratamiento de agua debe tener, a nuestro juicio, un excelente filtrado y una excelente purificación, ya que esto garantiza la calidad del agua de consumo.

Un equipo que sólo filtra y no purifica es, por ejemplo, aquél que sólo tiene un cartucho de polipropileno, ya que éste elemento sólo retiene lo sólido pero no los químicos.
 
Habitualmente los productos de calidad aceptable tienen las dos etapas, más o menos complejas, de filtrado y purificación.
 
Como ambos procesos están presentes el término “purificación” no es usado tan habitualmente y muchas veces se evita su uso en los etiquetados. Es más habitual denominar “filtro” a un purificador, porque es así como se busca comúnmente, pero el término correcto debe ser “purificador de agua”, cuando posee las dos instancias de filtrado y purificación.

Ing. Alejandro Quincke

Abrir chat